Una intervención de implantes capilares, dependiendo de la técnica utilizada (FUE o FUSS) puede suponer puntos de sutura y una posible cicatriz o micro heridas. Por tanto los productos Criloma funcionan tan eficazmente como en cualquier otra herida o cicatriz originada por otros motivos en cualquier parte del cuerpo,  incluyendo la cirugía estética. De hecho, nuestra linea de productos fueron originariamente concebidos precisamente para su uso tras operaciones de trasplante capilar, la Mousse Higienizante para la limpieza tanto de la zona donante como receptora, ambas muy sensibles tras la operación; y el Serum Regenerador para acelerar la regeneración cutánea minimizando el tiempo de recuperación y las posibles cicatrices, totalmente indeseables en cualquier operación estética. Sus principales acciones son:

POSTOPERATORIO MÁS CORTO

Si la piel se regenera más rápido, antes podremos disfrutar de nuestra nueva imagen.

HIGIENE DE LA ZONA OPERADA

Todas las heridas deben mantener una estricta higiene para prevenir infecciones y, al mismo tiempo, son difíciles de lavar y  provocan dolor y escozor, especialmente las más recientes. La presencia de cabello dificulta aún más las cosas. Los productos Criloma fueron diseñados específicamente para responder a esta problemática.

AYUDA A CICATRIZAR

Nunca es deseable quedar marcado de por vida debido a una lesión, mucho peor sería estarlo debido a una intervención quirúrgica que lo que pretendía era mejorar nuestra imagen como es el caso de un implante capilar. Con el Sérum Regenerador no hace falta intercambiar cabello por cicatriz, ¿porqué no conseguirlo todo? ¡Recuperar nuestra verdadera imagen reduciendo marcas o secuelas!